Google+

"Flores de Bach": la salud del estado de ánimo.

Comienza esta sesión.

Cuando una enfermedad muestra sus síntomas en nosotros, éstos hay que entenderlos solamente como manifestaciones físicas y psíquicas de dicha enfermedad.

Decía el Doctor Edward Bach: "La enfermedad no es una crueldad ni un castigo, sino solo y únicamente un aviso; es un instrumento del que se sirve nuestra propia alma para mostrarnos nuestros errores, prevenirnos de otros e impedirnos cometer más daños, para devolvernos al camino de la verdad y de la luz, del que nunca deberíamos habernos apartado".

El doctor Bach desarrolló un sistema médico cuyo axioma básico indica que "la enfermedad es el resultado de un desequilibrio emocional". Por tanto, el agente curativo deberá actuar sobre las causas y no sobre los efectos, es decir, corrigiendo el desequilibrio emocional existente en el campo energético.

En este axioma basó sus investigaciones, que se tradujeron en 38 emulsiones naturales extraídas de otras tantas flores silvestres de la región de Gales, cuyas propiedades curativas fueron descubiertas por él mismo.

El hecho de que cada uno de nosotros tenga una personalidad y que nuestros estados de ánimo evolucionen de manera diferente, hace que el remedio floral que funciona para una persona no necesariamente funcione para otra. Volvemos por tanto a la idea de que el ser humano es demasiado complejo para poderle aplicar un tratamiento generalizado que lo cure de sus males. Los terapeutas empleamos, o deberíamos emplear, varios métodos para establecer qué remedio, de los específicos para un desequilibrio concreto, es el adecuado para determinada persona y qué otro no tendría ningún efecto sobre su sistema emocional.

Huyamos por tanto de aquellos comerciantes que nos venden un frasquito ya preparado en cuanto le contamos qué es lo que nos aflige. Cuanto mejor haya captado el terapeuta nuestra personalidad, más acertará al preparar nuestro tratamiento, que siempre deberá ser personalizado.

Fin de esta sesión

Un consejo naturista para hoy:
"sigue durante unos días los cinco principios del Reiki:
  • Sólo por hoy, no te preocupes
  • Sólo por hoy, no te enfades
  • Venera a tus padres, ancianos y maestros
  • Gánate el pan honradamente
  • Da gracias por los dones recibidos
verás como te notas crecer por dentro".

4 comentarios:

bahhia dijo...

Hará 20 años ya cuando oí hablar de ellas por vez primera. Las he tomado en diferentes situaciones y realmente, FUNCIONAN!!!

Además, han sacado las de emergencia, como si fueran gominolas. Mi hijo, al que los examenes de matemáticas le aterran, se toma una gominola antes de ... y ansiedad resuelta con estupendos resultados :-))))

********

Juan dijo...

Si que funcionan, mucho más de lo que esperamos, verdad?
A los peques y a los mayores les cambia la vida, en serio. Bueno y a nosotros también, pero tenemos mas fuerza para luchar si ellas.
(en breve tendrás noticias mias ;)

*****

Nancy Aguirre dijo...

Hola Juan,
Gracias por la visita en mi blog. He venido al tuyo, y me parece una nota (como decimos en Venezuela), por lo que con mucho gusto te enlazaré y continuaré leyendote. Un abrazo!

Juan dijo...

Nancy, es un honor.
Gracias por tus palabras y por acercarnos "el secreto".
Un cálido abrazo.

Entradas recientes