Google+

La Ley Natural. (III)

Comienza esta sesión:

El monje capuchino que entró en la vida de Manuel Lezaeta de manera tan oportuna era el Padre Tadeo de Wisent, también conocido como Maestro del Agua.

Como discípulo del Padre Tadeo, Lezaeta también conoció y estudió a Kneipp, y otros precursores de las teorías naturistas.

Sus estudios le llevaron a la Iridología, de ella dedujo que si el examen a los que se sometía el iris de las personas se hacía con criterio anatómico y patológico, no había nada aprovechable en esa disciplina. Sin embargo, al iniciar los trabajos que le llevarían a la Doctrina Térmica, rescató sus conocimientos de iridología y los actualizó de manera que formaron un eslabón imprescindible en el desarrollo de dicha Doctrina. Gracias a su trabajo, la Iridología se ha convertido en la excelente herramienta que es actualmente.

Hoy te expongo tres nuevos preceptos que nos impone la Ley Natural, tanto si queremos mantener nuestro estado de salud, como si queremos recuperarla.

6.- DOMINAR LAS PASIONES. Nuestro sistema nervioso es un agente transmisor de las energías vitales; cualquier desequilibrio de sus funciones afecta a la normalidad general del cuerpo, provocando la enfermedad.

Por eso, toda enfermedad supone un desarreglo nervioso.

Nuestra mente controla la actividad afectiva y esta a su vez impresiona al sistema nervioso, así es que es muy importante educar la fuerza mental hacia el dominio de nuestros nervios.

Sabemos que un susto, una pena o una súbita alegría producen desarreglos en la digestión, lo que significa anormalidad general.

La vida afectiva, al igual que los excesos sexuales, debilitan el sistema nervioso y pueden acabar convirtiéndose en grave causa de falta de salud.

7.- NO ESTAR JAMÁS OCIOSOS. El movimiento es la vida y la inacción es la muerte.

Debemos actuar, movernos, sudar.

Sin sudar, el cuerpo se enferma, porque no expele todos los residuos del desgaste orgánico. El ejercicio físico es uno de los estimulantes de la energía vital y por tanto, un agente de curación de las dolencias.

ejerciciodesnudo Para todos los que no tengamos ocupaciones que exijan movimiento es muy conveniente practicar algún tipo de gimnasia. Preferiblemente sin ropa, desnudos, al levantarnos y al acostarnos, combinándola con baños de agua, aire y luz y sol, al aire libre o dentro de la habitación, pero con la ventana abierta.

El mantenernos continuamente ocupados, huyendo de la ociosidad, es una forma excelente de mantener nuestra mente funcionando y nuestro cuerpo sometido a saludables tensiones.

8.- DESCANSAR Y DORMIR SOLO LO NECESARIO. La Ley Natural, que nos impone el trabajo y el movimiento, también nos manda descansar a fin de reparar el desgaste producido por la actividad orgánica.

Las horas más favorables para iniciar el sueño son antes de medianoche, te puedo asegurar que una hora de sueño antes de las 12 de la noche vale más que dos después de medianoche.

Para una persona sana, bastan siete u ocho horas de sueño para un correcto descanso; los niños pequeños necesitan algo mas, alrededor de 9 horas y media.

El exceso de sueño enerva e intoxica. El exceso de ropa en la cama perjudica el descanso, el cuerpo debe estar desnudo, sin opresiones que dificulten la libre circulación de la sangre.

Sería ideal en lo posible, mantener la ventana del dormitorio abierta (en tiempo frío, entornada) para que el sueño sea reparador.

La mejor posición para dormir es boca arriba, de espaldas, con todos los miembros estirados. También es bueno dormir sobre el lado derecho del cuerpo, pero debemos evitar recostarnos sobre el lado izquierdo porque en esa postura las vísceras comprimen al corazón, dificultando sus funciones.

Si tienes problemas de sueño, te recuerdo un par de entradas sobre el tema.

Fin de esta sesión.

4 comentarios:

victoria dijo...

Todos estos consejos me parecen muy interesante por lo cual aunque algunos los llevo a cabo seguire los demas,gracias por compatir mi niño.Con cariño Victoria

Juan dijo...

Hola Victoria. Me alegra mucho que te parezcan interesantes. Te puedo decir sin temor a equivocarme, que siguiendo estos preceptos, el mantenimiento de la salud está asegurado, y el restablecimiento de la misma, si la has perdido.
Un abrazo.

El jardin de Carmen dijo...

hola un saludo tus consejos son buenos pero hay dias que cuesta un poco realizarlos

Juan dijo...

Hola Carmen. Hay dias en que resulta difícil y costoso seguir los consejos, lo sé. Supongo que esos dias hacen más efecto. ;)
Muchas gracias por tu visita, tienes un interesante blog.
Un saludo

Entradas recientes