Google+

La Ley Natural. (II)

Comienza esta sesión:

Cuando el joven estudiante de Medicina Lezaeta enfermó gravemente de sífilis, pasó largos años de infructuosos y enormes gastos con especialistas de todo tipo. Tadeo1Tuvo que abandonar la carrera recién comenzada, y al final, huyendo de sí mismo y pretendiendo hacerlo de su enfermedad, se fue a un remoto pueblo, donde casualmente se encontró con un monje capuchino que le dijo: “Te espero en mi consulta porque estás muy enfermo”.

Así relata él mismo su primer encuentro con la medicina natural. Tras año y medio siguiendo las instrucciones del monje capuchino, la enfermedad remitió sin dejar rastro alguno y en esos momentos comprendió que las drogas eran incapaces de devolver la salud perdida y que esta solo podía mantenerse y recuperarse mediante la acción de los agentes vitales que ofrece la Naturaleza: esos agentes están en el aire, la luz, el sol, el agua fría, la tierra y los vegetales y frutas crudos.

De esta manera, decidió emplear toda su vida al estudio, práctica y difusión de la verdad en cuanto a salud se refiere, la que providencialmente había llegado a conocer al margen de la medicina facultativa.

Continuamos desmenuzando cada uno de los preceptos que la Ley Natural nos impone para que mantengamos nuestra salud o la recuperemos en caso de haberla perdido.

3.- SER SOBRIOS CONSTANTEMENTE. Comer poco, bien masticado y en tiempo oportuno.

El exceso en la comida es tan perjudicial como ingerir alimentos antinaturales, ya que forzando el trabajo del aparato digestivo, este se congestiona y eleva su temperatura, lo que produce fermentaciones malsanas que desarrollan tóxicos que nos envenenan la sangre.

“Buena masticación y calmada deglución”.

Nunca se debe comer sin hambre, porque esto es forzar al estómago y exponerlo a una mala digestión.

Debemos intentar comer a horas determinadas.

Masticar bien quiere decir triturar los alimentos con la dentadura, desmenuzarlos, reducir a papilla, casi a líquido, cada uno de los bocados.

El agua, mientras comemos, debe beberse a pequeños sorbos, procurando retenerla en la boca.

La parte energética de los alimentos se asimila principalmente en la boca, la parte química se absorbe en el tubo digestivo.

4.- BEBER UNICAMENTE AGUA NATURAL. Los alimentos indispensables para la vida, tanto animal como vegetal, son el agua, el aire, la luz y la tierra.

Los tres primeros los aprovechamos directamente y la tierra, indirectamente a través de los productos vegetales.

El agua es la única bebida natural y no sólo es un alimento. También es una medicina, tanto al interior del cuerpo como al exterior, pues todo lo purifica al ser usada como bebida y en los baños.

manantialAl ser bebida nos proporciona además de sus elementos químicos, sus agentes energéticos en disolución: energías solares, efluvios magnéticos, potencia eléctrica y aire.

Es por eso que la mejor agua para beber es la que desciende de la montaña, y en constante movimiento, se despeña y golpea en su camino: el agua viva.

5.- TENER SUMA LIMPIEZA EN TODO. La limpieza orgánica es salud. La impureza es enfermedad.

Es muy importante mantener la piel continuamente limpia, la suciedad en la piel es absorbida pasando al interior del organismo.

Por tanto, la limpieza externa purifica también el medio interno.

Fin de esta sesión.

PROXIMAMENTE:

Dominar las pasiones.

No estar jamás ociosos.

Descansar y dormir solo lo necesario.

5 comentarios:

Katy dijo...

Sumamente interesante y didáctico este post. Es cierto yo soy una máquina de deglutir. Siempre estoy corriendo. Los consejos son estupendos. Me encanta aprender contigo.
Un saludo muy cordial.

bahhia dijo...

Espero especialmente dormir y descansar lo necesario, porque ¿eso es igual para todos? Ya nos contarás.

Un abrazo.

Helen Maran dijo...

Hola querido amigo y seguidor paso por tu casa ,porque mi blog Meditaciones en el Mar Rojo cumple su 1er aniversario y lo festejamos dando regalos y premios que te esperan,abrazos de luz desde israel de Helen.

Cris dijo...

Muy útiles tus consejos, tengo malos hábitos alimenticios y me hace muy bien leer tu blog.
Un saludo cariñoso.

Juan dijo...

Katy, muchas gracias. Todos vamos un poco deprisa, hay que tomarse la vida con un ritmo mas natural. ;)
Un abrazo.

Hola bahhia. Espero que esté a tu altura! ;)En teoría hay unas "marcas" que son iguales para todos, pero también sabemos que cada persona tiene su propio ritmo y las necesidades pueden variar. En cualquier caso, las recomendaciones de estos preceptos son universales.
Un beso y un abrazo.

Gracias Helen. Pasaré a por el premio.
Un abrazo muy fuerte-

Hola Cris. Me alegra mucho tu visita. Muchas gracias por tus palabras y espero poder ayudarte a variar esos hábitos.
Un saludo.

Entradas recientes