Google+

Naturaleza animal

En ocasiones, la observación de hechos como este, me hace sentir que hay algo que nos estamos perdiendo. Hay algo que se nos está escapando, no somos capaces de captar estos flashes de buena energía. Tenemos que detener nuestra carrera, un momento, y buscar a nuestro alrededor situaciones, que de seguro, pasan al lado mismo de nosotros y que dada la velocidad a la que nos movemos, simplemente nos hemos hecho a la idea de que no existen.
Pero existen, solo es necesario que alguien nos lo ponga delante de nuestros ojos.
Trinity, desde Trinityatierra, a puesto delante de mis ojos esta maravilla y con su permiso, quiero ponerlo delante de los tuyos.
Disfrutalo.

Conectando con nuestro espíritu animal

En Tanzania, concretamente, en el parque de Serengueti, cuando comienza la temporada de lluvias, los ríos se desbordan de sus cauces.  Este es el momento también en que los animales de aquel lugar emigran a zonas más adecuadas para su supervivencia y se ven obligados a enfrentarse a las crecidas de las aguas para llegar a su destino. Este año, las crecidas han sido especialmente importantes y turbulentas y no ha sido tarea fácil para los mamíferos más jóvenes, que se han visto con serias dificultades para no perecer ahogados.
El hipopótamo, al que se dedica este post, a diferencia de lo que haría habitualmente, atacando a animal de cualquier otra especie que se acerca al río donde él se baña en su territorio, pone aquí un empeño heróico en salvar a dos crías, una de antílope y otra de cebra. Por alguna razón, eligió a esos animales, entre los más indefensos, para acercar su morro al cuello de los animales y ayudarles a salir a flote.
Este ejemplo de cooperación espontánea entre especies diferentes no es nada raro en la naturaleza. Este caso me emociona especialmente porque el animal consigue salvar a dos pequeñas crías.
Es un ejemplo maravilloso de las perlas preciosas que esta Tierra lleva en su seno y que nosotros, los seres humanos, aun conservamos también.
Ese es el espíritu que nos salvará.





7 comentarios:

Katy dijo...

Nuesta ceguera nos hace perder muchas cosas ciertamente.
Un bello post sin duda. Gracias por traerlo
Aprovecho la ocasión para dejarte mis deseos de una Felices Fiestas y que el 2011 sea un año bueno para todos.
Un abrazo

MANE dijo...

siempre interesante pasar a visitarte
abrazos

Anónimo dijo...

Me gusta más este hipopótamo que el de Ausonia. Un abrazo.
Espirulina.

Delia (Maitri) dijo...

Con tu permiso, lo subiré a mi blog, !Por los derechos de todo ser indefenso!.

Estoy en una PC ajena y no conozco bien los detalles de signos, etc...para poder escribirte como corresponde.

Un gran abrazo desde Argentina.

Juan dijo...

Katy, merece la pena estar con los ojos mas abiertos.
Un abrazo muy fuerte y mis mejores deseos.

Mane, muchisimas gracias.
Un beso.

Anonimo, gracias por tu visita.

Delia, bienvenida a DarteSalud. Todo lo que publico puedes llevarlo a tu blog, sin excepción. La única condición es que nombres en el post la fuente.
Un fuerte abrazo.

Yakattack dijo...

che es un lindisimo post.. me encanta tu blog. aguante!
paz y amor desde sudafrica
chau

Juan dijo...

Yakattack, bienvenido a DarteSalud, muchas gracias por tus palabras.
Paz y amor.

Entradas recientes