Google+

¿Qué hay de comer?

Comienza esta sesión.

Que la alimentación es algo básico para la salud, lo sabemos todos.

Sabemos que las grasas animales favorecen la arteriosclerosis, el infarto...,
que la vitamina C fortalece el sistema respiratorio...

Los naturópatas siempre hacemos hincapié en la relación entre alimentación y salud.
El problema aparece cuando empezamos a precisar de qué alimentos estamos hablando, nadie parece coincidir en cuales son los alimentos necesarios y naturales en el ser humano, ni cuales nos llevan a la salud y hacen que la conservemos.
Los investigadores ni siquiera encuentran consenso en la clasificación nutricional humana. No aciertan a definirnos como carnívoros o vegetarianos, o frugívoros u omnívoros.
Si nos aproximamos desde un enfoque naturista a esta cuestión, y lo hacemos comparando nuestra anatomía fisiológica con la de otras especies, nos topamos con la respuesta.

En la BOCA, nuestros dientes son diferentes a los de los carnívoros y a los de los herbívoros, sin embargo se parecen a los de los antropoides, y estos solamente comen frutos y raíces. Nuestra lengua no es tan rasposa como en los carnívoros, no es tan grande como la de los herbívoros, es muy similar a la de los antropoides.
Nuestro ESTOMAGO, es menor que el de los herbívoros y mayor que el de los carnívoros. Su tamaño es semejante al de los antropoides.
Si nos centramos en los INTESTINOS, el de los carnívoros es más corto, para evitar que se produzca excesiva putrefacción. El de los herbívoros es mayor ya que su alimentación se basa en alimentos de mínima putrefacción.

Todos "notamos" que soportamos bien la fermentación del mundo vegetal en nuestras digestiones y muy mal la putrefacción del mundo animal.

Creemos los naturópatas, que el ser humano es fundamentalmente vegetariano y crudívoro. Sin embargo, soporta bien los alimentos vegetales cocidos y los alimentos animales y sus derivados, por un tiempo corto y en cantidades no abusivas, sino de complemento nutricional.

Fin de esta sesión.

Un consejo naturista para hoy:
"no tomes las frutas después de las comidas, ese aporte de energía en forma de azúcar resulta innecesario en ese momento y ocasiona perturbaciones en la digestión. El mejor momento para tomar frutas en a media mañana, dos horas antes del almuerzo y a media tarde, dos horas antes de la cena."

2 comentarios:

bahhia dijo...

Siempre se aprende algo en este rincón :-)

*****

Juan dijo...

Gracias, es un aliciente!.

*****

Entradas recientes